Chatea en WhatsApp 654 66 60 27         signame@signame.es

  |  

Entrevista a Ricardo

Entrevista a Ricardo

Comparte Este Artículo​

Ricardo es un gran amigo nuestro y colabora con Sígname desde el principio. Trabaja como arquitecto y especialista en accesibilidad. Ricardo lleva implante desde pequeño y la LSE es esencial en su día a día para la comunicación. Es un claro ejemplo de que la LSE siempre SUMA.

¿Eres sordo de nacimiento? ¿A qué edad comenzaste a utilizar la Lengua de Signos?

Sí, nací sordo y no aprendí la Lengua de Signos hasta los 16 años. El aprender Lengua de Signos me cambió, de forma importante, la vida. Me aportó la identidad de persona sorda que tengo actualmente y me proporciona un mayor acceso a la información.

¿Cómo te comunicas con tus familiares y amigos? ¿Tienes familiares sordos?

Tengo tan solo un hermano sordo, mis padres y mi otra hermana son oyentes. Me comunico con ellos en Lengua Oral, aunque con mis hermanos si utilizo la Lengua de Signos porque mi hermana estudió el ciclo de intérprete para poder comunicarse con nosotros; y mi hermano, aunque más tarde que yo, aprendió la LS.

Con mi padre la comunicación se da de forma oral, pero acompañado de la palabra complementada. Con mi madre, es una comunicación oral la mayoría del tiempo, aunque conoce algunos signos básicos. Mi tía sí aprendió Lengua de Signos y nos comunicamos gracias a ella.

Con mis amigos utilizó la Lengua de Signos la mayoría del tiempo porque, en general, todos la conocen. Con aquellos que no saben LS me comunico de forma oral como, por ejemplo, algunos compañeros del trabajo.

¿Tienes dominio de la Lengua Oral? ¿Cómo lo has adquirido, has acudido a especialistas como logopedas? Cuéntanos tu experiencia.

Sí, tengo buen dominio en la Lengua Oral y lectura labial ya que es el tipo de comunicación que estuve utilizando hasta aprender la Lengua de Signos. Acudí a logopedas hasta los 17 o 18 años que ya no me hacían falta. Además, he llevado un audífono que me permitía tener cierto nivel de audición, lo cual yo utilizaba como apoyo para aprender la lengua oral, más tarde adquirí el implante coclear.

¿Cómo fue tu experiencia en el colegio? ¿Qué estudiaste después?

He estado en varios colegios y todos han sido de integración con personas sordas, aunque yo no sabía Lengua de Signos. En los dos primeros me fue bien y estaba con otros niños sordos, pero en el último colegio al que fui, la clase era todo de oyentes, yo era el único sordo y eso era complicado.

Tras mucho tiempo luchando, escribiendo a la universidad y al vicerrectorado me aceptaron el servicio de interpretación y me cubría todo el horario.

Ricardo

Más tarde estudié en la Universidad Politécnica de Madrid la carrera de arquitectura técnica. Allí estuve el primer año sin intérprete, tenía que leer los labios del profesor y los compañeros me prestaban los apuntes, ninguno sabía lengua de signos. El primer año no me cubrieron la interpretación, pero conseguí el apoyo de una asociación que me proporcionaba un intérprete durante dos horas semanales, lo que es muy poco.

Tras mucho tiempo luchando, escribiendo a la universidad y al vicerrectorado me aceptaron el servicio de interpretación y me cubría todo el horario.

¿Hay algo que te hubiera gustado estudiar y no lo hiciste por las barreras que podrías encontrar?

En los estudios no, ya que hice la carrera que quería, pero es cierto que, dentro de los distintos ámbitos de la arquitectura, en lo laboral me hubiera gustado dedicarme a lo que es la parte dedicada al cliente, a estar en contacto con ellos: tomando medidas, gestionando el proceso, los costes y presupuestos, organizando y planificando la obra; pero no lo hice por las barreras de comunicación que podía encontrar y lo que ello supone.

Actualmente, ¿a qué te dedicas?

Trabajo como arquitecto y especialista en accesibilidad en una empresa de Ilunion y mi trabajo está centrado en espacios y edificios accesibles para personas con diferentes discapacidades como pueden ser visual, física, auditiva…

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Disfrutas de algún tipo de ocio accesible?

En mi tiempo libre practico deportes como son el crossfit, la natación, el voleibol. También me gusta ir con amigos al cine o al teatro, y me gusta viajar.

Disfruto mucho, pero no todas son accesibles. Dependiendo de la actividad, algunas están adaptadas, como pueden ser los deportes, donde la comunicación es en Lengua de Signos y otras están pensadas para personas oyentes, por ejemplo, el cine o teatro donde no siempre hay subtítulos o accesibilidad para sordos.

A la hora de viajar tampoco es que requiera grandes adaptaciones, pero tampoco es que haya mucha accesibilidad, por ejemplo, sí que estaría bien ir con un guía que se comunique en Lengua de Signos.

A la hora de practicar deporte, ¿cómo te comunicas con tus entrenadores o compañeros?

Hago deporte con más personas sordas, entonces nos comunicamos en LSE, también lo hacen los entrenadores y las indicaciones, las clases y la comunicación es totalmente accesible.

¿A qué edad obtuviste el implante coclear? ¿Qué ventajas te proporciona llevarlo?

El implante lo obtuve con diez años, mi hermano ya lo llevaba desde los cinco y mis padres me plantearon la idea de ponérmelo y yo accedí. El implante me proporciona importantes ventajas como poder escuchar la lengua oral y eso me permite tener mayor entendimiento a la hora de leer los labios y seguir el discurso. También es gracias al implante que puedo disfrutar a través del sonido de la música o el cine.

Las personas que desconocen el funcionamiento del implante piensan que este te permite escuchar todo con claridad, ¿es cierto? ¿Cuál es la función que tú le das al implante?

No, para nada es perfecto, pero es cierto que me permite escuchar sonidos y me sirve como un gran apoyo. Sin él es mucho más complicado entender de manera clara la información y sobre todo la que es mayormente sonora.

Más para explorar

Ir al contenido