Inserta tus palabras clave

¿QUÉ ES EL MEDIADOR COMUNICATIVO?

¿QUÉ ES EL MEDIADOR COMUNICATIVO?

¿QUÉ ES EL MEDIADOR COMUNICATIVO?

Desde el año 2015, tenemos el nuevo título de Técnico Superior en Mediación Comunicativa y se fijan sus enseñanzas mínimas en el Real Decreto 831/2014, de 3 de octubre.

Ante esta nueva titulación han surgido muchas dudas sobre sus semejanzas o diferencias con respecto a la titulación anterior de CFGS Intérprete y Guía-intérprete de LSE. Este ciclo ha pasado a titulación de grado universitaria, impartiéndose actualmente en Madrid en dos universidades:

Desde el año 2015, quien quiera formarse para ser intérprete y guía- intérprete de LSE debe matricularse en la universidad, ya no hay un ciclo superior que se corresponda con esta titulación. En cambio, hay una titulación nueva y diferente, que es el CFGS Mediación Comunicativa.

 

¿Para quién trabaja el profesional de mediación comunicativa?

– Personas sordas usuarias de lengua de signos.

– Personas sordas o con discapacidad auditiva usuarias de la lengua oral.

– Personas sordas con otras discapacidades.

– Personas sordociegas.

– Personas con trastorno del espectro autista (TEA).

– Personas con trastorno específico del lenguaje (TEL).

– Personas con Alzheimer, parálisis cerebral, o cualquier dificultad de comunicación, lenguaje y habla en general.

¿Qué funciones tiene?

Son muchas las competencias profesionales definidas en las enseñanzas mínimas del Ministerio de Educación. El mediador comunicativo tiene varias funciones como pueden ser:

  • Realiza acompañamientos en situaciones de la vida diaria, apoyando al usuario en la realización de gestiones básicas.
  • Elabora y pone en marcha programas de intervención social y educativa.
  • Orienta, sensibiliza a profesionales, familias, entidades sobre las características y necesidades de las personas sordas, sordociegas o con dificultades de comunicación.
  • Dinamiza la participación en actividades sociales, culturales, de ocio y tiempo libre de sus colectivos de atención.
  • Participa en la elaboración y puesta en marcha de acciones de sensibilización social sobre los colectivos con los que trabaja.
  • Asesora sobre accesibilidad e inclusión y facilita estrategias de participación y soporte en la comunicación.
  • Apoya la elaboración y puesta en marcha de actividades de las asociaciones.
  • Propone e implanta sistemas alternativos y aumentativos de comunicación.
  • Facilita la comunicación en el entorno de los usuarios, etcétera.

En general, el profesional de la mediación comunicativa es un apoyo que facilita la autonomía de las personas sordas, sordociegas o con problemas de comunicación. Y, por supuesto, no toma decisiones sobre sus vidas.

¿Cómo trabaja?

El mediador realiza las funciones anteriores con sus usuarios, pero no toma todas las decisiones, ya que debe formar parte de un equipo que planifique y coordine su trabajo. Hay que recordar que el ciclo formativo de grado superior se corresponde con un nivel de cualificación 3.

Por ejemplo, en una asociación o federación de personas sordas o personas sordociegas, un centro de día, residencias, centros ocupacionales, un centro educativo, un ayuntamiento, una organización de ocio y tiempo libre, etc. Estas entidades tienen programas de intervención social, educativa y formativa, en los que el mediador participa en el análisis de necesidades, definición de objetivos, desarrollo de acciones, etc. Y finalmente realiza la intervención, con la persona o grupo de personas, de forma supervisada y compartida con otros profesionales.

¿Es una titulación oficial?

Es un título de técnico superior expedido por el Gobierno de España y la Comunidad Autónoma, como cualquier otro ciclo formativo de grado superior.

Real Decreto //www.boe.es/boe/dias/2014/10/25/pdfs/BOE-A-2014-10871.pdf

BOE //www.boe.es/boe/dias/2015/07/29/pdfs/BOE-A-2015-8477.pdf

BOJA //www.juntadeandalucia.es/boja/2015/231/13

¿Qué salidas tiene el mediador comunicativo?

Puede trabajar en cualquier entidad que atienda a alguno de los colectivos mencionados antes: personas sordas, personas sordociegas, personas con trastorno del espectro autista, personas con parálisis cerebral, personas con Alzheimer, esclerosis múltiple, o cualquier persona con dificultades de comunicación en general.

Por ejemplo, asociaciones, empresas, ayuntamientos u otras administraciones públicas, centros de día, centros educativos, residencias, etc.

Sin Comentarios

Escribir comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.